fbpx
0

Hoy en día es muy común escuchar:  “es que no tengo tiempo”, “me falta tiempo”, “no me da el tiempo”. ¿Esto realmente es así? ¿Podemos afirmarlo como una realidad?. Sobre esto quiero invitarte a reflexionar en esta oportunidad:

¿Qué haces con el tiempo que se te está dando cada día? Porque si hay algo que se nos fue dado y con el que contamos desde que nacemos hasta que morimos, es el TIEMPO.

 

Veamos en principio la importancia del tiempo sólo a nivel del cuerpo físico.

Has tomado conciencia de que el cuerpo que hoy experimentas y te acompaña ha sido en tus primeros años de vida otro, más pequeño, con menos volumen y otras dimensiones (largo, ancho, alto, profundo).

¿Puedes reconocer la necesidad del tiempo para que ese crecimiento y desarrollo en ti fuera posible? La realidad es que es imposible para nuestra dimensión material, física concebirnos fuera del tiempo.

Tu vida se desarrolla y manifiesta con el tiempo, tu cuerpo físico requiere tiempo para crecer, para desarrollarse, para envejecer.

Para darle más fuerza a esto, podemos llevarlo a todas las cosas que has aprendido en todos estos años, desde aprender a caminar, a comer, a vestirte, a higienizarte, hasta experiencias que tienen que ver más con el mundo adulto: trabajar para obtener un sueldo, aprender a manejar para trasladarte, aprender herramientas tecnológicas para comunicarte, etc., lo que más has necesitado para todas estas actividades fue TIEMPO.

Ahora, quiero llevarte a tu presente hoy, a tu realidad, a tu día a día e identifiques todas las actividades que realizas, a tus compromisos, tus obligaciones, incluso puedes hacer una lista nombrando todas las actividades que haces en un día y colocar por cada actividad el tiempo que le destinas, luego ordénalas según la actividad a la que le destinas más tiempo. Este mismo ejercicio lo puedes hacer semanalmente y luego mensualmente.

Te vas a sorprender cuando te detengas a observar a qué le dedicas más tiempo a tu vida y cuánto de ese tiempo te lo dedicas a ti.

En lo personal, así como reconozco la necesidad del tiempo para crecer físicamente, para que mi cuerpo se restablezca y se recupere ante  una enfermedad, considero que fue y es fundamental destinar tiempo para el conocimiento personal y desarrollo de la conciencia.

Si no, nos veremos  perdidos en manipulaciones externas que nos llevan a usar NUESTRO TIEMPO en cosas innecesarias, poco productivas,  como es el uso de la tecnología (cuando no se tiene una intención clara y se nos van las horas en nada), la televisión, los videojuegos, etc.

Nos hemos acostumbrado a la inmediatez, a esa notificación que nos avisa de un mensaje o de una noticia que ya ha dado la vuelta al mundo en menos de un minuto, esto es tremendo.

Hace poco leí un artículo que decía:

“Ser como el bambú implica trabajar nuestro yo interno, invertir en resiliencia y no tener miedo a «doblarnos» de vez en cuando: al final volveremos a nuestra posición con mayor fuerza.

Es comprender que el cuidado interno requiere tiempo y paciencia, y no importa lo fuerte que nos golpee el viento o la tormenta, porque hemos aprendido a ser flexibles y ante todo, resistentes”.

Mi propósito con esta nota es qué si estas necesitando hoy un cambio en tu vida, si quieres verte y sentirte  mejor, optimizar tu salud, modificar tus creencias, cambiar conductas, mejorar vínculos, aumentar tu autoestima, necesitas invertir tiempo en que eso se manifieste.

Un proceso de sanación y consciencia, requiere tiempo para incorporar información nueva y dejar que eso tenga un efecto con el tiempo en tu interior y en tu exterior. Si observas la naturaleza, te lo enseña, no se puede ser semilla y fruto a la vez.

Sí! es una decisión y responsabilidad cuidarnos.

Para terminar quiero recordarte lo siguiente:

Usa tu tiempo, ¡TU TIEMPO! de forma Evolutiva.

 

Hazte dueño de tu vida, abrí tu capacidad reflexiva, pregúntate las cosas, dedícate tiempo para vos y aquello que te hace conectar con lo sutil, lo energético, pedí ayuda a un terapeuta, asistí a talleres, conferencias, charlas que te ofrezcan conocimientos que te permitan mirarte y encontrarte contigo, lee un libro, mirá un documental, habla de lo que sentís, meditá, relájate, hace lo que te gusta a tu forma dejándote ir al encuentro de lo que sos, porqué lo que sos está dentro de tí.

 

Es en lo que inviertes tu tiempo que te llevará a vivir lo que sueñas.

 

Vamos Juntos, te Acompaño!!!

Valentina Vieytes      

Lic. en Nutrición.

Terapeuta en Psicogenealogía Evolutiva.

Decodificación del Sobrepeso y Obesidad.

Formación en Ordenando el Sistema Familiar bajo los aportes de Bert Hellinger.      

e-mail: humusalimentacion@gmail.com

Celular: 098 094 986

Instagram: evolucion_consciente_humus 

Facebook: Humus Evolución Consciente

«Hay un tiempo para dejar que las cosas sucedan y un tiempo para hacer que las cosas sucedan.»  Autor Anónimo

 

«Si continúas recordando quién quieres ser, y al mismo tiempo  te mantienes consciente de quién ya no quieres ser, con el tiempo tu realidad personal se transformará y coincidirá con tu nueva personalidad.»  Dr. Joe Dispenza

 

«El tiempo que se disfruta es el verdadero tiempo invertido.»  Psic. Jorge Bucay

4 Comments

Leave a Reply