fbpx
0

A la Vida No se la puede Controlar!!!

La única seguridad reside en dejar que todo acontezca, lo salvaje, lo débil, las fantasías, los miedos, la duda, el éxito y los fracasos. Cuando una pérdida destroza tu corazón, o la tristeza enturbia tu visión con desesperanza, la respuesta consiste en soportar la verdad.

 

Si dejas a un lado tu forma conocida de ser, de estar, de interpretar al mundo y a las cosas que te tocan vivir…

Todo se Revela ante tus Ojos Nuevos !!!

Nada más reparador y cierto que la frase anterior, inspirada en un poema de Danna Faulds, que una y otra vez nos reconforta en momentos de tristeza, desesperanza o desaliento.

Al volver a repasarlo, puedo re-significar el «sentido» y la «función» que tienen el «dolor» y las «dificultades» en nuestra vida. Muy probablemente sea descubrir y conectar con nuestra fuerza interior.

  • Todo está verdaderamente en Vos!
  • En tu Actitud!
  • En qué debes hacer con lo que te está pasando!

Claramente No podemos por mucho que nos esforcemos, Elegir lo que nos va a tocar vivir!

Pero si tenemos el poder, y lo que es aún más importante, el deber de decidir el cómo vivirlo.

Esto nos lleva a una reflexión importante: No es lo mismo el «dolor» que el «sufrimiento»

El «dolor» no se puede evitar, al «sufrimiento» en cambio, uno puede decidir detenerlo en cualquier momento (aunque es verdad que exige del ejercicio de la voluntad y la práctica).

A su vez, sin experimentar un «dolor», al igual que sin atravesar una «dificultad», sería muy difícil, sino imposible «crecer».

De la misma forma, es el «error», o la «equivocación», la que permite realizar un «aprendizaje» significativo en la vida.

Sin embargo, resulta paradójico, que es del «Dolor», del «Error» y de la «Muerte» , de lo que más aprendemos. Las tres cosas que de seguro en algún momento de la Vida nos van a tocar enfrentar; y de las que mas intensamente nos escondemos y nos defendemos.

 

Quizás tenga que ver con que vamos creciendo, nos educan, y parecería que gran parte del proceso de socialización, de un modo no explicito, y casi subliminal, nos transmite el mensaje de que el «dolor» no va a golpear nuestra puerta, que golpeará la puerta de otro, que es malo y lo debemos evitar casi a cualquier precio. De ahí muchas veces el «consumo» (en un sentido amplio) oficia como un «refugio», un «anestésico» de la angustia, ya que no tenemos permitida sentir.

También debemos tener muy presente no equivocarnos, y ahí arranca nuestra carrera neurotizante, alienante y desenfrenada de huir de lo ciertamente inevitable, el dolor, el error y la muerte. (Los tres componentes inherentes al hecho de estar vivos).

De seguro a lo largo de nuestras vidas nos va a tocar en algún momento, o en mas de uno, enfrentar al dolor, a una equivocación, y de todas maneras la muerte.

Porqué crecer evitando o fingiendo que se puede escapar de lo inevitable???

Porqué no en vez, prepararnos a nosotros, y a nuestros hijos para al decir del poema:

«La única seguridad reside en dejar que todo acontezca!»

Y por que no, en tren de mencionar cosas que nos empeñamos en fingir que nunca sucederán, un capítulo de enorme importancia sería hablar de la impermanencia. Otra realidad a la cual tampoco nos podemos acostumbrar.

¿Cómo sería el mundo si viviéramos con la consciencia de la finitud? de todos y de todo?

Pienso que en primer lugar viviríamos de una forma mas consciente, mas intensa y más generosa.

Se aumentaría enormemente nuestra capacidad de disfrutar, al tener conciencia de que cada minuto de la vida es un regalo único e irrepetible, que pasa y no vuelve. Por lo cuál hay que vivirlo a pleno!

Seríamos capaces de honrar la vida, y el disfrute que ella supone, aceptando a quienes nos rodean, queríendolos tal cual son, sin exigirles lo que no pueden darnos, y sin hacer del amor, un «amor de mercado», en el cuál estoy midiendo si lo que me das es acorde con lo que te doy.

La Buena Noticia es que una vez que incorporamos, y dejamos entrar en nuestra vida, al dolor, las equivocaciones, y la eventualidad de que algún día no vamos a estar, todo el mundo se revelará ante nuestros ojos nuevos, y comenzaremos a Vivir de una forma Más Plena.

 

Lic. Psic. Valeria Tomé

Terapeuta

094 734 022

valeria.tome@uni-te.com

Poema “Permitir” (Allow) de Danna Faulds

A la vida no se la puede controlar.
Trata de acorralar a un rayo,
o de dominar a un tornado.
Detén a un río y creará un nuevo cauce.
Resiste y la marea te hará caer.
Permite y la gracia te aupará a un nivel superior.
La única seguridad reside en dejar entrar a todo:
lo salvaje y lo débil; el miedo,
las fantasías, los fracasos y el éxito.
Cuando la pérdida arranca las puertas del corazón,
o la tristeza encubre tu visión con desesperanza,
La práctica consiste sencillamente en soportar la verdad.
Si escoges abandonar tu forma conocida de ser,
Todo el mundo se revela ante tus ojos nuevos.

7 Comments

Leave a Reply