fbpx
0

El AMOR es aquello con lo que nacimos. El miedo es lo que hemos aprendido aquí. El viaje espiritual es la renuncia al miedo y la nueva aceptación del amor en nuestro corazón. Es nuestra realidad última y nuestro propósito sobre la tierra. Tener plena consciencia de él, tener la vivencia del AMOR en nosotros y en los demás, es el Sentido de la Vida.

 

Gracias a las reveladoras investigaciones del Dr. Masaru Emoto sabemos que el agua está viva y responde con lenguaje propio a nuestras emociones.

El descubrió (en exhaustivas pruebas de laboratorio) que el agua tomada en arroyos de montaña se visualiza comos estructuras cristalinas, en contraste con los cristales deformados que ofrecen las muestras de agua estancada.

A su vez, sus pruebas demostraron que las moléculas de agua expuestas a música clásica adoptan formas delicadas y simétricas, muy similares a las que adquieren ante las palabras «Gracias» o «Amor».

Por el contrario, cuando reciben expresiones  agresivas como «Te odio», los cristales son amorfos e incompletos.

Sin duda, el idioma misterioso de los cristales del agua guardó una sensibilidad asombrosa para darle al vital líquido el sitio más importante de los elementos esenciales de la vida.

Dicho esto podemos darnos cuenta que la consciencia crea todo.

El Amor y la Gratitud tienen un poder sanador, fomentan el bienestar del cuerpo, la mente, el corazón y el alma.

Entonces, nosotros podríamos modificar nuestros cuerpos, ya que la mayor parte de nuestra composición es agua y tratándonos con amor, felicidad, entusiasmo y gratitud cambiamos nuestros cristales.

 

En otra parte del mundo, según la Tribu de los Auténticos y el anciano de la Tribu de Wurudjeri, cada emoción tiene una forma distinta:

La IRA, por ejemplo tiene forma de lanza.

En su estado normal la energía de la vida fluye libremente por nosotros como el agua sobre un lecho de piedra pulida, pero, cuando una persona se enfurece, la energía es empujada a uno y otro lado, en tanto que adquiere una forma puntiaguda y afilada que se clava en el cuerpo y daña los órganos internos. Al igual que la lanza, la ira abre una llaga y es difícil de extraer.

La energía del RESENTIMIENTO también tiene una forma afilada, por lo que se clava en lo más hondo del ser y allí se aloja durante mucho tiempo. El resentimiento es más destructivo que la ira, porque tarda más en desaparecer. .

La ENVIDIA los CELOS y la CULPA son sentimientos mucho más complejos que la preocupación, y provocan nudos que pueden formarse en el estómago bajo la piel, o bien retrasar el flujo de la energía en todo nuestro ser.

La TRISTEZA es un trastorno menor, y las penas profundas son una forma de tristeza que, de hecho constituyen un vínculo de amor y pueden acompañar a una persona a lo largo de su vida.

El MIEDO es un sentimiento que bloquea la energía, entorpece el flujo de la sangre, el ritmo cardíaco, la respiración, el pensamiento, la digestión, todo. Es un sentimiento curioso porque, de hecho ni siquiera es humano. Lo hemos tomado de los animales, en cuyas vidas cumple una función muy puntual y positiva que asegura la supervivencia. Ningún animal vive en permanente estado de miedo. En el principio de los tiempos, las personas no tenían nada que temer. Sabían que formaban parte de la Eternidad, sabían que todo dolor o molestia era un estado transitorio. Ahora el miedo se ha convertido en una colosal forma de energía que rodea nuestro planeta.

Cuando estamos Contentos, Sonrientes, y nos sentimos Bien, el cuerpo recibe y transmite la energía de esta forma como ondulada.

La PAZ y la TRANQUILIDAD se traducen geométricamente en una línea punto línea punto línea punto.

El DESAPEGO emocional, que proviene de la observación libre de juicios, es una forma de energía suave, completa y saludable que enriquece la vida. Es una línea recta.

Venimos a este mundo con un nivel de Consciencia Espiritual y tenemos la oportunidad de Elevarlo y Ampliarlo.

Les propongo unos ejercicios:

Pongan su mano izquierda en el pecho y la derecha en el plexo solar (arriba del ombligo),  inhalan «YO SOY»  y exhalan «AMOR» lo hacen por unos minutos sintiéndolo en el cuerpo.

Si prefieren pueden poner las dos manos en el pecho y repetir como mantra la palabra AMOR durante un tiempo.

Si hacen estos ejercicios y los repiten en el tiempo, diariamente, hasta convertirlo en un Hábito. Notarán un cambio energético en todos sus cuerpos, Físico, Mental, Emocional y Espiritual.

De a poco todas las moléculas de sus cuerpos comenzarán a vibrar en la sintonía más poderosa y transformadora de todas: El AMOR!!!

 

Fuentes: «Volver al Amor» Maríanne Williamson – «Los mensajes ocultos del agua» Masaru Emoto / «Mensajes de la Eternidad» Marlo Morgan

Reiki

Terapia Floral (MBU)

Registros Akáshicos

Facebook: @patriciaoteroreiki

Instagram: @patriciaoteroreiki

e-mail: potero@oteropatricia.com

«Donde hay Amor hay Vida.» – Mahatma Gandhi

«El Amor verdadero hace milagros, porque él mismo es ya el mayor Milagro.» – Amado Nervo

«Ama un solo día y el mundo habrá cambiado.» – Robert Browning

Leave a Reply