fbpx
0

Fluir con la Energía de la Luna

Ella es la reina de las noches y cada día de nuestra vida nos entrega su influencia.

Se la puede ver en su danza inconstante y misteriosa. Dueña de incontables mitos y leyendas. Diosas, sacerdotisas, magos y Alquimistas honran su luz, pero La Luna brilla para todos por igual.

Aparece, crece, alcanza su plenitud y decrece y vuelve a desaparecer. Manifestando claramente las distintas fases que se relacionan con el ciclo de vida:

 

  • NACIMIENTO (Nueva)

  • CRECIMIEMTO (Creciente)

  • PLENITUD (Llena)

  • MADUREZ Y MUERTE (Menguante)

 

CADA FASE ESCONDE UNA ENERGÍA

Conociendo la influencia de cada fase podemos fluir en su energía y favorecer nos dé ella.

Los primeros 14 días en que la Luna crece, son llamados la “Quincena Clara y son aptos para comenzar cualquier tipo de actividades desde el despertar, hacer, crecer, fomentar, agrandar, producir, expandir.

La segunda mitad del ciclo lunar corresponde a la “Quincena Oscura” y es adecuada para hacer cosas que requieran menguar, reducir, cortar, terminar, reposar, descansar.

El vibrar con los ritmos de la Luna favorecerá la concreción de nuestro propósito.

Es muy importante prestar Atención a nuestro Flujo Mental durante las fases NUEVA y LLENA. Si logramos Alinearnos a sus fuerzas nuestras Cualidades Internas también lo harán.

Será más fácil comprender si pensamos el ciclo Lunar como una respiración Cósmica. Así como nosotros inhalamos, retenemos, exhalamos, retenemos y volvemos nuevamente al ritmo respiratorio. La fase Nueva de la Luna corresponde a la inhalación y la fase Llena le corresponde la exhalación.

La Luna Nueva representa el punto mayor de Introspección, Reposo e Interioridad.

La Luna Llena representa el punto de mayor Expansión.

 

SEGÚN EL CICLO ENERGÉTICO LUNAR

 

  • La LUNA NUEVA es un momento de reposo y recogimiento muy personal, en el que debe primar la auto observación, cuidado y depuración. No se toman decisiones ni se firman contratos. Tratemos de no comenzar ningún proceso durante esta fase.

 

  • La LUNA CRECIENTE favorece el comienzo de proyectos, firma de contratos y sociedades. Activar cuestiones postergadas, inaugurar negocios, planificar eventos, realizar inversiones y abrir cuentas bancarias. Es propicio para sembrar.

 

  • La LUNA LLENA favorece las ventas, la reorganización, las sociedades, conferencias, fiestas, encuentros sociales, baños energéticos, carga de cristal y todo lo que corresponde al dar y al brindarse.

 

  • La LUNA MENGUANTE favorece el cobro de deudas, conclusiones de sociedades, trámites.

 

Podemos ayudarnos de la Luna y de su luz para que los niños duerman y su visión calma en la muerte de los mayores. Despierta nuestros sueños más profundos.

También nos devuelve la ilusión y la esperanza a los que sufren de formas diversas.

En ella vemos la fuerza porque es capaz de crear las mareas a través de su atracción. De la misma forma deseamos que el amor despierte en nosotros con su influencia.

La visión de la misma es atractiva y relaja a muchas personas de una manera real, aunque únicamente sea algo que gira y gira alrededor de nuestro planeta.

 

La luna es Vida y Sueño en su justa medida o como deseemos.

La luna es Atrayente, nos relaja y hace que dejemos de pensar y solo disfrutemos de su vista.

 

Hace despertar nuestro Amor y que nos llene más que lo material.

Les deseo se Conecten y Disfruten de la Luna Llena de hoy con la mayor Intención y Energía Positiva.

Ivanna Bregonis   

Terapeuta Holística

Reiki Master

Gemoterapeuta

Celular: 091 288 363

Facebook: Gemoterapia


Kemet – Espacio Holístico

Reiki Usui – Reiki Ahara
Reiki Hadas – Gemoterapia
Tameana – Barras Access®
Terapia Vibracional
Duendes – Hadas

LA LUNA  – Jaime Sabines

La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.

Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia
a los que se han intoxicado de filosofía.

Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.

Se puede dar de postre a los niños
cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.

Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues,
y dale la llave de la luna
a los presos y a los desencantados.

Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas.

     

Leave a Reply