fbpx
0

Solo Cinco por Ciento…

Siempre que emitimos un juicio, castigamos y culpamos, nos estamos creando un muro para lograr comprender por qué no hay que hacerlo. 

Son reacciones que utilizamos sin ser conscientes del daño que nos hacemos. Esa carencia nos resulta por estar a la defensiva; son principios y creencias adquiridos desde la infancia bajo el concepto de fortalecer el ego para defendernos y competir en la vida.

Esa es la personalidad y el carácter que uno se forja, donde la Competencia y el Triunfo están por encima del Respeto y la Empatía.

 

El resultado de la enseñanza recibida es: de cada cien jóvenes que creen que a los sesenta años sus vidas van a estar realizadas, solo lo logran cinco. 

 

En la educación se prioriza el fortalecimiento y estímulo del ego, donde supuestamente el que mejor nota tiene más preparado estará.

El conocimiento, la competencia y las metas, son priorizadas para la lucha en la que van a participar. 

El resultado es que solo el cinco por ciento logran una mejor vida al comprender el real sentido de su existencia.

Sorprendente ¿no?, esperábamos con tanta enseñanza un mayor porcentaje y no es así, el éxito no está en la meta, está en el camino logrado. 

 

Nos preparan para que el resultado final sea solo un satisfactorio consumo en este gran mercado.

Grandes personalidades al final de sus días se han dado cuenta cual era el regalo de la vida frente a lo superficial de sus creaciones.

«La mente intuitiva es un regalo sagrado y la mente racional es un fiel sirviente. Hemos creado una sociedad que rinde honores al sirviente y ha olvidado al regalo». Albert Einstein.

El Maestro dijo:  “Quién sea conocedor de todo, pero falle en lo tocante a sí mismo, falla en todo”. Solo cinco de cada cien logran comprenderlo. 

La educación recibida está muy lejos de lograr buenos resultados porque está dirigida a todo tipo de competencia con la compensación en el premio y el castigo; así fortalecer el ego. 

Comprender la razón de nuestra existencia es la oportunidad para que las generaciones venideras reciban una educación, desde el nacimiento, en base a la paz interior que cada uno ha logrado; es contagioso.

«Ayer fui Inteligente y quise cambiar el mundo, hoy soy Sabio y voy a cambiarme a mí mismo.» Rumi.

De cada cien jóvenes que creen que a los sesenta años sus vidas van a estar realizadas, solo lo logran cinco. Sorprendente, ¿no?

 

Debemos educar desde el Corazón, y no desde la Frustración que a la mayoría les genera las Falsas Promesas de una Enseñanza enfocada en la Competencia, el Fanatismo y las Necesidades.

 

Solo el Cinco por Ciento lo Comprende.

 

Alfredo Zerbino

Autor

Estamos sobre el paraíso y no lo vemos.

AHORA PODRÁS COMPRAR  EN NUESTRA TIENDA:

«LA LEY Y MI SECRETO: No emitas Juicios» de Alfredo Zerbino Shaw

Libro lleno de sabiduría que marca los rasgos más comunes de las personas, donde en él pueden encontrar una linea para descubrirse y salir de situaciones de temor y dolor.

PARA COMPRAR EL LIBRO PDF HACER CLICK AQUI

Leave a Reply