fbpx
0

La Clave está en Aprender a Gestionar tus Recursos Internos

Desde la ciencia se nos sugiere que entre sesenta y setenta mil pensamientos se suceden en nuestra mente cada día, y que hasta el noventa por ciento se repiten en relación al día anterior. También sabemos, desde ese campo, que al cambiar nuestros pensamientos, podemos generar situaciones y escenarios diferentes.

El Poder de la Mente es muy imponente y como consecuencia, puede ser realmente Transformador…

Nuestro cerebro funciona a través de “conexiones” que podemos modificar si elegimos liberarnos del estrés y la ansiedad, para adoptar nuevos hábitos que conduzcan a una vida saludable y armónica.

A veces no sabemos por qué hacemos determinadas cosas; desde lo cotidiano hasta lo profesional, se presentan ciertas situaciones que toleramos o soportamos, sin saber por qué…; eso hace que repitamos una y otra vez los mismos errores. Es el inconsciente que nos está pidiendo que observemos, que hay un mensaje para nosotros, que el Amor que somos está pidiendo ser descubierto.

Somos Seres Ilimitados, Creativos, Poderosos, Libres. Lo Importante es Mantener esto en nuestro Recuerdo y Adquirir el Hábito de Sentir ese Poder de Conectar con lo que Queremos y Merecemos. 

Lo que estamos condicionados a creer afecta la forma como nos desenvolvemos. Lo que estamos condicionados a creer y lo que estamos programados a pensar, que también tiene que ver con lo que otras personas piensan de nosotros, afecta nuestro desempeño, incluido el éxito que podemos llegar a lograr. 

Cada persona resulta ser   una síntesis de emociones, sentires, pensamientos, deseos, elecciones y acciones,  y además, se caracteriza por ser una parte materializada de programas de su clan de origen, todo lo cual incide en su día a día. 

Elegir poner el foco en esta información, permite descubrir cómo muchos condicionamientos están instalados en nuestro inconsciente desde antes de nacer. Lo maravilloso es que existen formas de liberarlos. Esto se constituye en una de las herramientas más valiosas y profundas de autoconocimiento y autocuidado para quién lo practica, para su grupo de origen, para sus descendientes y además, para un bien mayor.

Quienes estén dispuestos, llevarán sobre sus hombros una carga hasta que ésta, al ser descubierta, reconocida y honrada, se convierte en transformación manifestándose en desarrollo personal, crecimiento y autorrealización.

Surgirá una clara perspectiva de mirar la vida desde un lugar diferente, dejando de sobrevivir en sufrimiento, aceptando y procesando el dolor que se haga necesario, para trascender en entendimiento y evolución. 

Reconocer, Aceptar, Agradecer, Honrar y permitirse Elegir un Camino de Dignidad, es posicionarse al Servicio de la Vida.

Por donde busquemos, … con los más sofisticados disfraces: de cicatrices, heridas, miedos, está el Amor, buscando orden, buscando el entendimiento profundo, las conexiones portadoras de memorias, para que florezca la verdadera esencia del ser, el sentido de la existencia.

Descubrir los patrones que inciden en tu día a día te permite trabajar conscientemente con ellos, retirar mandatos familiares, remover y purificar creencias, reestablecer el verdadero orden para caminar con autonomía, libertad y ligereza. Es adueñarte de tu propia vida, tomar conciencia, empoderarte y contribuir al bien mayor: el de la humanidad. 

Alvin Toffler, autor de la tercera Ola,  expresa que “Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer ni escribir, sino aquellos que no sepan desaprender“.

En palabras sencillas, “aprender a desaprender es dejar de hacer lo mismo de la misma manera”, es volver a mirar y renovar el repertorio de creencias y formas de accionar, esto incluye el enriquecimiento, el crecimiento, el ser creativo y la apertura de la mente. Eso no se enseña en las instituciones educativas, allí se da prioridad al intelecto.

Y como ya lo expresara Daniel Goleman en su libro Educación Emocional (1995): “el factor intelectual contribuye en un 20% al éxito en la vida, el 80% queda para otras fuerzas…” 

 

Y en el proceso de encuentro con esas otras fuerzas…

 

 ¿Cuáles son los  mejores regalos que nos podemos otorgar  a nosotros mismos?

– Abordar la propia  realidad emocional desde la  comprensión del niño que hemos sido y que aún permanece dentro de nosotros.

– Observarnos  para tomar consciencia, descubrir cuáles son los patrones que subyacen en nuestras  acciones, encontrar las  creencias en que están basados, elegir libremente si deseamos sostenerlos o no, e incorporar nuevas creencias que den fundamentos a nuevos resultados.

– Recopilar información para encontrar nuevas formas de aprendizaje o experiencias positivas en nuestro  entorno.

– Decodificar patrones ya establecidos o esas zonas de confort mental que nos limitan o nos cierran posibilidades para actualizarnos, reeducar nuestro cerebro, permitirnos experimentar nuevos paradigmas.

– Brindar un espacio al caos, al miedo, a la incertidumbre, la inseguridad, la desconfianza, aceptándolos e integrándolos, propiciando la autoaceptación y la posibilidad de encontrar nuevas oportunidades.

-Estar presente en el día a día y en cada una de las cosas que hacemos. Esto nos da posibilidades de priorizar y escoger lo que nos hace sentir bien.

– Aceptar y agradecer la manifestación de nuestra mejor versión en este nuevo paradigma que emerge, donde cada vez tenemos mayores posibilidades de ampliar nuestra percepción y expandir la consciencia para  interpretar las interconexiones y sincronicidades.

– Abrirnos a experimentar la satisfacción de lo que vinimos a hacer, en nuestra verdadera esencia y en  la unidad: conectar con la belleza intrínseca de la vida!

– Posibilitar el encuentro con nuestros propios recursos internos para permitir el flujo de esa inagotable corriente creativa que está en nuestro interior y dejar huella… 

 

Y es allí donde está la clave, en el aprender a gestionar los recursos internos y conectar conscientemente con esa realidad que tú estás creando. Percibe tu creación, aprecia tu obra, siéntete tu propio Maestro.

 

Joe Dispenza nos dice “Una vez que te sientas así, memoriza  ese sentimiento, recuerda ese sentimiento, esto es lo que realmente eres…”

 

Maricarmen Rosano Mercado

Docente, Psicogenealogista, Acompañante Terapéutico.

Creadora y organizadora de la Cumbre Virtual Sé Tu Maestro

 

WhatsApp: +598 94370179

Instagram: @maricarmenrosano

Facebook: @setumaestro

Mail: setumaestro@gmail.com

 “Los mismos pensamientos siempre conducen a las mismas elecciones, las mismas elecciones conducen al mismo comportamiento y los mismos comportamientos conducen a las mismas experiencias y las mismas experiencias producen las mismas emociones y estas emociones conducen los mismos pensamientos”. Dr. Joe Dispenza

Leave a Reply